11 de abril, un día para reivindicar, para hacer visible lo invisible…

La sede la Unidad de Estancia Diurna de la Asociación de Párkinson Bahía de Cádiz ha acogido este lunes el acto de la lectura del manifiesto con motivo de la celebración este 11 de abril del Día Mundial de dicha enfermedad. En un principio estaba previsto que se desarrollase en la Alameda Moreno de Guerra, pero la climatología ha obligado a cambiar los planes iniciales.

En este 11 de abril, que ha sido calificado como Día de las Personas, las entidades de Párkinson de toda España han centrado sus reivindicaciones en hacer más visible a un mal que, en ponderancia, es la segunda enfermedad degenerativa de España. La lectura del manifiesto la han llevado a cabo la alcaldesa isleña, Patricia Cavada, y la directora de Bahía de Cádiz, Lola Garzón.

La alcaldesa isleña, patricia Cavada, alzó la voz para hacer un llamamiento y que todo el mundo trabaje para difundir todo lo que encierra el mal de Párkinson, además de destacar la “labor incansable” que realizan los profesionales que día a día trabajan en la asociación isleña.

Por su parte, Lola Garzón dejó claro que “no somos la panacea, pero sí podemos mejorar la calidad de los pacientes gracias al tratamiento y la rehabilitación integral y farmacológico”.

Actualmente la Unidad de Estancia Diurna Bahía de Cádiz, que es de ámbito provincial, tienen 30 plazas concertadas y están a la espera de poder ampliarlas hasta 40.

La directora señalaba que tres son las principales demandas encima de la mesa y que dependen, en gran medida, de la implicación de las administraciones como son el diagnóstico precoz a través de un protocolo; un cambio en el modelo de subvención actual hacia conciertos que cuenten con partidas presupuestarias, y más ayuda a domicilio para personas que se encuentran en fase terminal.

Por último, José Manuel Porras, presidente de CERMI, se comprometió a “dar la vara” en Sevilla para que el Párkinson sea tratado desde el punto de vista de la independencia.