Cuidados de la piel en Párkinson

cuidados-de-la-piel-pk

La piel es el órgano más grande del cuerpo, a través de ella se eliminan agua, sales minerales y grasa. Es la primera barrera que nos protege frente a las infecciones; por eso, es fundamental cuidarla para prevenir complicaciones.
A causa de los problemas de movilidad y los tratamientos farmacológicos, las personas con párkinson pueden sufrir exceso de sudoración, aparición de eccemas, seborrea o irritaciones y sequedad. Siguiendo estos consejos, podemos evitar la aparición de estos problemas o mejorarlos.

  • Si utiliza parches transdérmicos, acuérdese de rotar la zona de colocación y hacerlo siempre sobre piel limpia, seca y libre de vello.
  • Ante un enrojecimiento, eccema o alteración de la integridad de la piel, acuda a su médico para que valore la causa y determine un tratamiento si es necesario.
  • Evite lociones, colonias o cremas con alcohol para prevenir irritaciones y/o sequedad de piel.
  • Utilice ropa de algodón, que transpire y no le apriete. En caso de tener exceso de sudoración, cámbiese de ropa con más frecuencia.
  • Realice una ducha diaria con agua templada y jabón neutro.
  • Séquese concienzudamente, preste especial atención a los pliegues que se forman en la piel y entre los dedos.
  • Hidrátese, tanto por dentro, asegurándose una adecuada ingesta de líquidos; como por fuera, empleando cremas hidratantes después del aseo.

Cuando aparece una complicación, ¿qué podemos hacer?

MOVILIDAD REDUCIDA
Vigile la aparición de heridas/ úlceras en zonas de presión.
Para ello, hacer cambios posturales, mantener la piel hidratada y libre de humedad y asegurar una ingesta de líquidos y alimentos adecuada.

EXCESO DE SUDORACIÓN
Realice una higiene más frecuente, emplee desodorantes antitranspirantes, evite comidas grasas y con picantes.

SEBORREA
Realice una higiene diaria y utilice champús y geles con selenio y/o zinc. Valore su alimentación o analice si está pasando por un periodo estresante, ya que podría ser la causa.

PICOR / PRÚRITO
Mantenga la piel hidratada, las cremas con avena pueden aliviar el picor; evite rascarse, aclárese con agua fría y utilice geles con base acuosa.

Estos consejos se han resumido en un documento creado por la Federación Española de Párkinson que se puede descargar desde el siguiente enlace: Descarga

Si tienes alguna duda sobre los cuidados de la piel u otros temas relacionados con el párkinson puedes ponerte en
contacto con nuestras enfermeras en el 902 113 942 o en el correo electrónico consultas@fedesparkinson.org

Fuente: Fedesparkinson.org