El consumo de bayas podría reducir el riesgo de Parkinson, según estudio

Las personas que comen bayas de forma habitual podrían tener un menor riesgo de desarrollar enfermedad de Parkinson, según un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard en Boston (Estados Unidos). En especial, los hombres podrían reducir aún más su riesgo comiendo frecuentemente manzanas, naranjas y otras fuentes ricas en flavonoides. Los resultados del trabajo se han hecho públicos durante la reunión anual de la Academia Americana de Neurología que se celebra en Honolulu.

Los flavonoides se encuentran en plantas y frutas y también son conocidos de forma colectiva como vitamina P y citrina. También se encuentran en las bayas, chocolate y frutas cítricas como el pomelo.

En el estudio participaron 49.281 hombres y 80.336 mujeres. Los investigadores proporcionaron a los participantes cuestionarios y utilizaron una base de datos para calcular la cantidad de consumo de flavonoides. Después, analizaron la asociación entre consumo de flavonoides y el riesgo de desarrollar enfermedad de Parkinson.

Los autores también analizaron el consumo de cinco fuentes importantes de alimentos ricos en flavonoides: té, bayas, manzanas, vino tinto y naranjas o zumo de naranja. Los participantes fueron seguidos entre 20 y 22 años.

Durante este tiempo, 805 personas desarrollaron enfermedad de Parkinson. En hombres, aquellos que consumían las mayores cantidades de flavonoides tenían alrededor de un 40 por ciento menos posibilidades de desarrollar Parkinson en comparación con quienes tenían un menor consumo de estos componentes de la dieta.

En el caso de las mujeres, no se daba una relación entre el consumo global de flavonoides y el desarrollo de enfermedad de Parkinson. Sin embargo, cuando se examinaron clases distintas de flavonoides, el consumo regular de antocianinas, que se encuentran principalmente en las bayas, se asoció con menor riesgo de enfermedad de Parkinson tanto en hombres como en mujeres.

“Este es el primer estudio en humanos en examinar la asociación entre flavonoides y el riesgo de desarrollar enfermedad de Parkinson. Nuestros descubrimientos sugieren que los flavonoides, en concreto un grupo llamado antocianinas, podría tener efectos neuroprotectores. De confirmarse, los flavonoides podrían ser una forma natural y saludable de reducir el riesgo de desarrollar enfermedad de Parkinson”, concluye Xiang Gao, autor del estudio.

Fuente:  www.europapress.es

Deja un comentario