Expertos advierten contra el “turismo de células madre”

Miles de personas están poniendo su salud y los ahorros de toda una vida en peligro para viajar a clínicas privadas de todo el mundo que ofrecen tratamientos con células madre no comprobados y potencialmente peligrosos, advirtieron especialistas británicos.

Un comité de especialistas mencionó unas clínicas concretas en Alemania y China donde asisten “turistas de células madre” para recibir tratamientos no autorizados, pero añadió que existirían hasta 700 centros similares en todo el mundo, que ofrecen terapias celulares sin aprobación.

Pese a la falta de pruebas científicas de que estas terapias funcionen, los pacientes con enfermedades letales y sin cura como el Parkinson o la ceguera están siendo atraídos para que gasten decenas de miles de dólares con pocas posibilidades de éxito.

El paciente está en peligro de perder su vida y su salud, recorriendo innecesariamente largas distancias, lejos de casa, amigos y familia, sin que mejore su condición y posiblemente perdiendo una gran suma de dinero”, dijo el martes Chris Mason, de la unidad de bioprocesamiento de medicina regenerativa del University College de Londres.

Los científicos mencionaron el caso de un niño israelí que recibió un tratamiento con células madre en Rusia para una lesión de médula espinal y luego desarrolló múltiples tumores.

En otro caso, indicó el equipo, una mujer de 46 años fue tratada en Tailandia por la enfermedad autoinmune llamada lupus. La paciente luego desarrolló insuficiencia renal y murió por una septicemia.

Las células madre son el material maestro del cuerpo, ya que dan origen a muchos tejidos diferentes y a las células sanguíneas. Son el tratamiento estándar para leucemias y otras dolencias genéticas, pero su uso en enfermedades como el Parkinson, lesiones medulares o daño del nervio óptico aún es experimental.

Los expertos británicos señalaron que se han visto impulsados a hablar por la gran cantidad de preguntas que reciben de pacientes que leen sobre curas aparentemente espectaculares en Internet y en otros medios.

El equipo indicó que si bien las clínicas privadas no están operando ilegalmente, ofrecen tratamientos que no poseen licencia y en muchos casos ni siquiera han sido probados, y aconsejó a los pacientes evitarlos.

Los tratamientos pueden costar alrededor de 30.000 dólares por paciente, según los especialistas, y ante la falta de datos de ensayos clínicos las clínicas presentan en sus páginas de Internet testimonios de pacientes que dicen haber sido ayudados.

Las autoridades de Costa Rica ordenaron en junio a la mayor clínica de células madre del país que deje de ofrecer tratamientos, al argumentar que no hay pruebas de su eficacia.

Tailandia y México, por ejemplo, también ofrecen tratamientos con células madre.

Los científicos británicos dijeron que estaban particularmente preocupados por una firma en Alemania llamada XCell-Centre y una empresa en China, Beike Biotechnology, que ofrecen tratamientos con células madre para una serie de condiciones, incluidas lesiones cerebrales, la esclerosis múltiple, los problemas de médula y el daño del nervio óptico.

XCell dijo que sacaría un comunicado el miércoles y Beike no respondió de manera inmediata a una petición de respuesta de Reuters.

Deja un comentario