Hasta el 80% de los pacientes con Parkinson desarrollan una demencia al cabo de 20 años de enfermedad.

– Una resonancia magnética sumada a unas sofisticadas pruebas de postprocesado permiten medir el grosor de la corteza cerebral, potencial marcador del deterioro cognitivo. 

– Esta técnica puede ayudar a predecir qué pacientes van a desarrollar demencia a lo largo de su enfermedad, lo que permitiría modificar su curso con diversos tratamientos. 

– “El impacto en la calidad de vida del paciente es mayor que el provocado por el trastorno de movimiento”, explica Idoia Corcuera, MIR en Radiodiagnóstico del Hospital Sant Pau de Barcelona, que actualmente desarrolla su Tesis Doctoral en este tema. 

– La Dra. Corcuera participó en el XXX Congreso de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM), que reunió a más de 2.100 radiólogos de toda España entre el 27 y el 31 de mayo en La Coruña.

La Coruña, junio de 2010.- Los pacientes con Parkinson que desarrollan demencia al cabo de años de su enfermedad, tienen un adelgazamiento selectivo del grosor cortical, detectable mediante resonancia magnética y técnicas de análisis. Ésta es una de las conclusiones a las que ha llegado el trabajo que presentó la Dra. Idoia Corcuera., radióloga del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, realizado por un equipo dirigido por la Dra. Gómez Ansón. Este es un equipo pluridisciplinar integrado por los Grupos de Neurorradiología (Dres. De Juan, Granell, Ruscalleda, Gómez Ansón), Movimientos Anormales (Dres. Pagonabarraga, Kulisevsky y Llebaria), y la Universidad Autónoma de Barcelona (Prof. Delfino, y Dra. Vives).

La Dra. Corcuera participó la semana pasada en el XXX Congreso de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM), que se celebró en La Coruña entre el 27 y el 31 de mayo. En él, dio a conocer los resultados de un estudio que le ha llevado a concluir que la enfermedad de Parkinson puede asociarse a una demencia, que se desarrolla a lo largo del tiempo y se acompaña de un adelgazamiento de la corteza cerebral. De hecho, hasta el 80% de los enfermos de Parkinson desarrollarán demencia al cabo de 20 años.

Corcuera y sus colaboradores, sometieron a 44 enfermos con Parkinson a una resonancia magnética de alto campo (3T). Con las imágenes obtenidas y unas sofisticadas técnicas de postprocesado se determinó con exactitud el grosor cortical de los pacientes. Los resultados del estudio establecieron que los pacientes de Parkinson desarrollan un evolutivo adelgazamiento de la corteza, que es gradual al empeoramiento clínico, pasando de un deterioro cognitivo leve a la demencia. De este modo, esta técnica se postula como una potencial utilidad clínica para los próximos años, ya que permitiría predecir qué pacientes de Parkinson van a sufrir en el futuro, además del trastorno en el movimiento, algún tipo de demencia.

En los casos en los que el deterioro que se descubre en la corteza cerebral es leve, los médicos podrían recomendar al paciente seguir un tratamiento que evitase o atrasase el desarrollo de la demencia, basado en rehabilitación o en determinados fármacos.

“El impacto en la calidad de vida provocado por el trastorno cognitivo es mayor que el que provoca el trastorno de movimiento, es un mayor factor discapacitador”, explica la Dra. Corcuera. De hecho, éste es, por su frecuencia, el segundo trastorno neurodegenerativo más común después del Alzheimer.


El Palacio de Exposiciones y Congresos de A Coruña, Palexco, acogió la reunión de radiólogos más importante de las que se celebran en español en el mundo. En este congreso se reunieron más de 2.100 especialistas para debatir y compartir conocimientos sobre las últimas novedades en la Radiología Médica.

Fuente: www.noticiasmedicas.es

Deja un comentario