Investigadores identifican un biomarcador para detectar el deterioro cognitivo de manera temprana

Muchos pacientes con enfermedad de Parkinson (EP) desarrollan deterioro cognitivo moderado (DCM) o demencia. Identificarndo los biomarcadores del DCM facilitaría el diagnostico precoz del DCM así como el desarrollo de nuevos tratamientos para mejorar las funciones cognitivas. Nuevas investigaciones publicadas en el “Journal of Parkinson´s Disease” indican que las concentraciones bajas de α-synucleina en el líquido cefalorraquídeo (LCR) se asocian a menor rendimiento en varios test cognitivos.parkin

“Este es el mayor estudio que analiza la asociación entre los biomarcadores del LCR y la cognición en la EP, y uno de los pocos para explorar si la α-synucleina se asocia con el deterioro cognitivo”, explicó el principal investigador de este estudio, Ragnhild E. Skogseth, del Haraldsplass Deaconess Hospital y del Departamento de medicina clínica de la Universidadty deof Bergen (Noruega).

Los marcadores del LCR beta-amyloid42 (abeta42), la proteína total tau (t-tau), la proteína tau fosforilada (p-tau), y la and α-synucleina, reflejan cambios patofisiológicos relevantes en la cognición de la EP. Si hay cambios en esos biomarcadores se puede predecir el deterioro cognitivo y los pacientes pueden ser informados para la búsqueda de posibles tratamientos.

‘Parte de la Iniciativa de los Marcadores para la Progresión de la EP’ (PPMI, por sus siglas en inglés), es un proyecto internacional centrado en el desarrollo de biomarcadores en la progresión de la EP, este estudio se componía de 414 pacientes sin tratamiento para la EP sin demencia y 196 pacientes control sanos de 24 clínicas de todo el mundo. Los participantescientes fueron evaluados por múltiples herramientas cognitivas, incluyendo funciones visoespaciales, memoria verbal, funciones ejecutivas y atención. Aquellos con demenciaLos pacientes fueron definidos como que tienen DCM, si mostraron alteraciones en 2 o más ‘tests’, mientras que los pacientes que no cumplían los criterios de DCM se clasificaron como que tenían cognición normal. Se utilizó la Unified Parkinson’s Disease Rating Score (UPDRS) para evaluar la progresión de la enfermedad en los pacientes con EP.

La investigación determinó que la menor concentración α-synucleína se asoció con una disminución del rendimiento de las pruebas de cognición en el grupo de enfermos de EP. Abeta42 disminuyó de forma significante en EP con DCM en comparación con el grupo control, además se vio que es idéntica en EP sin DCM y sujetos sanos.

Después de analizar los resultados demográficos y el análisis del LCR, se ve que no hay diferencias significativas de género, edad o educación entre pacientes con EP y sujetos sanos. Sobre los pacientes con EP, 140 sujetos con EP y DCM eran significantemente mayores y tenían menos educación formal y mayor puntuaciones en la escala UPDRS que los 274 pacientes con cognición “normal”.

“La asociacion entre la disminución de la concentración de α-synucleina en el LCR y los procesos cognitivos sugieren que las α-synucleinopatías contribuyen al deterioro cognitivo temprano en EP, en particular a la disfunción ejecutiva-atencional. Se necesitan análisis longitudinales para determinar si otro biomarcador del LCR en la EP temprana se asocia con mayor riesgo de desarrollar deterioro cognitivo y demencia en un futuro” afirmó el Dr. Skogseth.

Es un estudio muy importante que no solo da indicios sobre los mecanismos que podrían ser la base del deterioro cognitivo de la EP, podría representar los primeros pasos en el desarrollo de un biomarcador muy necesario que pueda predecir el desarrollo de la demencia” comentó Patrik Brudin, MD, PhDprofesor de neurociencia en la Universidad de Lund, Editor en Jefe de la revista Journal of Alzheimer y director del Centro para las Ciencias Neurodegenerativas en el Instituto de Investigación Van Andel en Grand Rapids, MI.