La fisioterapia tiene beneficios a corto plazo en la enfermedad de Parkinson

Está demostrado que la fisioterapia puede mejorar el bienestar emocional de las personas con Parkinson y ayudar a fortalecer y tonificar los músculos.

A pesar del óptimo tratamiento médico o quirúrgico, los pacientes con enfermedad de Parkinson desarrollan una discapacidad progresiva.

Los fisioterapeutas intentan capacitar a las personas con enfermedad de Parkinson para mantener su nivel máximo de movilidad, actividad e independencia a través del control de su cuadro y el tratamiento físico apropiadamente dirigido. Una cantidad de enfoques de rehabilitación del movimiento, que junto con la educación y el apoyo, se emplea para aumentar al máximo la capacidad funcional, mantiene en un mínimo las complicaciones secundarias y mejora la calidad de vida durante toda la evolución de la enfermedad.

En nuesta Asociación trabajamos a diario esta disciplina con nuestra fisioterapeuta.


Deja un comentario